Entradas aprendizaje español y recursos educativos

Todas las entradas sobre el aprendizaje del español y los recursos educativos para primaria e infantil, están ahora en el blog http://www.escuelayadopcion.blogspot.com/.



domingo, 21 de febrero de 2010

La leyenda de Okzhetpes y Zhumbaktas en Kostanay

Esta leyenda ocurrió hace mucho, mucho tiempo, cuando los pueblos nómadas de Kazajstán y los Kalmyk se enfrentaban en las estepas kazajas.
Un valiente batyr llamado Abylai Khan llevó a cabo un audaz ataque en la invernal Kalmyk, incautando un enorme botín: rápidos caballos kalmyk, oro, plata y armas.

Poco después, los guerreros se detuvieron a descansar en uno de los lugares más hermosos de la estepa, llamado Burabay, para dividir el botín entre ellos.

Allí vieron a una joven muchacha Kalmyk que poseía una belleza sin igual y tres valientes batyres fijaron sus ojos en la hermosa joven.
Todo el botín fue compartido entre los batyres de Abylai Khan, pero no pudieron llegar a un acuerdo sobre quien se llevaría a la hermosa muchacha.
Mahmudzhan, el guerrero, dijo: "¡La muchacha debe pertenecerme a mí, porque soy un valiente batyr!"
Zaurbek, el guerrero, dijo: "Supongamos que tú, Mahmudzhan eres el más valiente, pero yo soy el más fuerte batyr y la muchacha debe pertenecerme!"
El guerrero Meyrambek sentenció: "¡ No discutais vosotros dos, yo soy el más viejo, así que soy el más valiente, poderoso y ágil batyr! ¡Yo me llevaré a la muchacha!"

Los valientes guerreros de Abylai Khan, discutieron durante largo tiempo, pero no pudieron decidir quién se llevaría a la muchacha. Cada uno de ellos era un hombre valiente e inteligente y todos pretendían a la hermosa joven kalmyk.
La discusión creció entre los batyres y para que no surgiese la enemistad entre ellos, Abylai Khan decidió intervenir en la controversia.
Abylai Khan dijo: "¡Dejad de discutir! Que esta hermosa Kalmyk elija al batyr que desee."

Hermosa y audaz, quizá la bella joven Kalmyk se hubiese resignado a su destino y daría su corazón a uno de los valientes, pero ella amaba intensamente a otro y no deseaba vivir sin libertad, como un pájaro enjaulado.
La muchacha los miró y dijo: "Cada uno de vosotros es un valiente y fuerte batyr y merece que yo le pertenezca, permítame sabio Abylai Khan, que sea yo quien establezca un duelo entre sus batyres.

Subiré a lo más alto del acantilado llevando en mis manos un pañuelo y aquel que lo atraviese con su flecha, me tendrá para siempre ".
Los batyres consintieron el duelo. Cada uno de ellos era un preciso tirador y podría decidir su destino con su flecha. El primero que decidió probar fue Mahmudzhan. Tomó su arco, tiró de la tensa cuerda , pero la flecha no voló a la cima de la montaña. Meyrambek intentó probar suerte después y antes de llegar a la cima, su flecha perdió fuerza y quedó atrapada entre las rocas.
Tampoco pudo alcanzar con su flecha el pañuelo el batyr Zaurbek. Ninguna de las flechas de los batyres llegó a su destino.

Los batyres discutían de nuevo a quien pertenecería la bella muchacha. Pero entonces, la muchacha kalmyk, siguiendo a su corazón y a su libertad, y segura de que debía pertenecer sólo a aquel a quien verdaderamente amaba, se arrojó inesperadamente desde el acantilado y se hundió para siempre en las aguas del lago.

Cuenta la leyenda que en él apareció la roca que los kazajos llaman Zhumbaktas, de formas similares a la hermosa muchacha kalmyk y el alto acantilado recibió el nombre de Okzhetpes, que significa "donde la flecha no alcanza".

Con mucho cariño para Kristina, Diana y la pequeña Aigul, para que siempre recuerden el país en el que nacieron.

1 comentario:

Mercedes y Eduardo dijo...

Gracias por esta leyenda que atesoro para mi hija, que ya aspira a ser princesa, y es que tambien me la recuerda, si hacemos una lectura sonriente veremos que es ella, la bella kazaja de la leyenda quien impone sus reglas, a los rudos batyres,y tampoco me resulta casual que acabe convertida en roca...¡que duros y testarudos son estos kazajos!!
Un entrañable abrazo.